Warning: Cannot modify header information - headers already sent by (output started at /home/estilocr/public_html/index.php(1) : eval()'d code:1) in /home/estilocr/public_html/wp-content/plugins/post-views-counter/includes/class-counter.php on line 913
Eduardo Rivera soñaba que era un rey - Estilo
Dark
Light
0

Eduardo Rivera soñaba que era un rey

19 mayo, 2024

Dolor de columna

Miguel Maldonado

A Mario Alberto Mejía, por mor de la literatura.

“Hay azules que se caen de morados”

Carlos Pellicer


Se dice que de noche Lalo sueña que es un rey y de momento se le antoja un pastel, y manda a Adán a que le traiga 500 pasteles nomás para él. Pero el sueño se convierte en pesadilla: de pronto aparece el rey Felipe y se come todos los pasteles. Desde entonces, sólo sueña con traer a Felipe a Puebla y mostrarle que aquí, él es el dueño de los pasteles, que aquí sus pasteles truenan.

Además, quiere confesarle sus infidencias, piensa que sólo él lo comprendería, quiere sentarse junto a Felipe, abrazarlo y susurrarle al oído que él también detesta a la gente modesta, esa leperuza, ese peladaje que afea el paisaje (imagina que Felipe celebrará esa rima, mientras le dice al oído: “yo también los odio, en mi intimidad los maldigo”), quiere que Felipe le siga el cuento y pongan al buen mozo de Adán en el centro de un tiro al blanco, y jueguen a los pastelazos contra la carita de su bufón calabacillas.

Y quizás, ese anhelado día Eduardo mandará quitar todos los espejos de Palacio, no soportaría que le devolvieran su verdadera imagen, y menos con el terrible contraste del rey Felipe, parecería de estatura enanesca, con su piel Morena y el rostro ensanchado por esos pómulos mexicanos, y podría aborrecerse como nos aborrece, y del susto quizás le pase lo que al enano de la infanta, en ese fermoso cuento del fermoso Óscar Wilde.

Quiere embriagarse de mando junto al rey, brindar por la larga vida de la monarquía, por el derecho de sangre y el divino. A medianoche, tras muchos tintos del Duero, se levantará al centro de la mesa, delirante hará el elogio del azul de su partido y la sangre azul de la monarquía, y serán azules que se caerán por racistas.

Miguel Maldonado nació en Puebla, es Premio Nacional de Poesía Gutierre de Cetina 2006, y Premio Nacional de Poesía Xirau 2016; ha sido diplomático agregado cultural de México en Kenia y Secretario General de la UDLAP. Actualmente dirige la revista de cultura de la BUAP: Unidiversidad (meritoria del Premio Nacional aDiseño y del Premio Clap, en Barcelona).

Deja un comentario

Previous Story

Eduardo quiere llevar agua a su Rivera