QUÉ ES LA MALDAD: 5 puntos clave para entenderla

¿Te has preguntado qué es la maldad ampliamente? o ¿Bajo qué categorías pensamos en la maldad? ¡El concepto de maldad es más complicado e interesante de lo que crees!

En algunas series e historias de súper héroes es muy fácil saber quienes son los buenos y quienes son los malos. Superman es bueno, Lex Luthor malo. Batman bueno, Joker el malo. 

Pero en otras tramas las cosas no son tan sencillas. Las historia es más complejas y no caben los maniqueísmos:  los héroes pueden volverse villanos, y los villanos pueden volverse héroes. 

En la filosofía inicialmente las cosas eran como en los cómics, fáciles de distinguir. Platón utilizó el sol como símbolo de la inteligibilidad y el bien; y las sombras como símbolo de la confusión.

Pero las cosas también se pusieron interesantes y ahora idea de maldad no es tan clara, pero quizá todavía algo ingenia si se toma por comparación las series y el mundo.

1. Maldad como Ignorancia ¿Qué es la maldad?

er
1. Maldad como Ignorancia

Sócrates creía que nadie hace el mal sabiéndolo, es decir, que todo mal procedía de la ignorancia. Según él, cuando las personas actúan lo hacen porque no saben o comprenden qué es el bien. Confunden el mal con el bien. 

El malhechor no aprecia el sufrimiento que causan sus acciones, y no comprende lo superior de una vida de virtud. Además, Sócrates decía que tales personas no entienden que su conducta al final de cuentas los lastimaba a ellos mismos mismos.  

¿Es así? Al menos en la literatura y series no. Muchos personajes parecen estar conscientes del mal que hacen e incluso lo disfrutan.

Además, la ignorancia ni siquiera es necesaria para la maldad. Muchos criminales lo son precisamente por el conocimiento que tienen sobre cómo hacer daño.

Y otros más parecen disfrutar del crimen porque precisamente saben que está mal lo que hacen. Su conducta no sería explicable dedsde la perspectiva socrática.  

Tampoco ser ignorante te hace necesariamente malo. Estudios recientes sugieren que que infantes pre lingüísticos, que todavía no tienen educación o conocimiento de ningún principio moral, tienden a mostrar  una conducta que comúnmente llamaríamos moral. 

2. Maldad como rebelión

2. Maldad como rebelión

Hay quienes reconocen que sus acciones son moralmente están mal, pero siguen cometiéndolas. ¿Por qué lo hacen? El filósofo y padre de la Iglesia, San Agustín, pensaba que algunas veces las personas saben qué es lo que es moralmente malo, pero lo quieren hacer de todos modos, precisamente porque es moralmente malo. 

Aristóteles argumentaba que aunque uno comprenda lo que es bueno o malo, la conducta inmoral todavía es posible por lo que él llamó akrasia.

El comportamiento acrático sucede por actos impetuosos, cuando no se puede gobernar un impulso y éste evita la reflexión. Inluso, a veces el impulso puede ser tal potencia que aunque se piense sobre él, no se le puede superar.

A quienes son malos por no poder superar los impulsos de cierta naturaleza se les ha conocido como débiles morales. Los akráticos son incapaces de seguir su propio código moral simplemente porque sus deseos son más grandes que su voluntad. Paris huyendo con Helena en la Ileada es un buen ejemplo de ello. 

En mitología urbana muchos villanos son débiles morales: incontrolables en su sed de poder, venganza o placer;  contrario a los héroes que, como Sherlock Holmes, son epítomes de la moderación y el autocontrol. 

¿Te gusta la fotografía? ¡Te recomendamos leer este artículo!

¡7 fotógrafos famosos de México que seguramente no conoces!

3. Maldad como contracultura

3. Maldad como contracultura

Existen delincuentes y villanos que no pueden ser interpretados bajo la lupa Socrática o la de Agustín. 

Hay quienes simplemente son catalogados como malos por desafiar la visión moral de la sociedad en la que viven.

Para Nietzsche los ideales de equidad, autosacrificio, no violencia, y compasión infectaron la cultura occidental desde el nacimiento de la filosofía platónica.

En su perspectiva, el superhombre es quién se resiste a tal inversión de los valores, por lo que en muchas sociedades y series podría considerarse un villano.

Nietzsche deseaba recuperar el sentido original de lo bueno. En la antigüedad, “bueno” era una palabra que designaba a los fuertes y a sus capacidades.

En este sentido la bondad daba lugar a actos que quizá hoy serían catalogados como malos. Aquiles, por ejemplo, era un héroe mitológico que bajo los estándares contemporáneos es vengativo, brutal e intempestivo.

Aquí te dejamos un video que te ayudará a entender qué es el mal:

Pero para el pensamiento anterior a Platón y Cristianas,  eran precisamente un héroe porque tenía un poder tal que lo facultaba para definir la bondad y maldad en sus propios términos. 

Los 300 soldados griegos que detuvieron al ejército Persa o algunos héroes de la mitología nórdica tienen las mismas características que Aquiles. 

En la mayoría de series los personajes con una moral no ordinaria son considerados como villanos, aunque bien podría ser el caso que representaran otra etapa de la historia moral humana, o que en otras sociedades simplemente fueran heróicos. 

4. Maldad como superioridad

4. Maldad como superioridad

El tipo de maldad anterior nos lleva a una más sofisticada. Si una raza extraterrestre tecnológicamente más avanzada llegara a invadirnos y explotar nuestros recursos,  y tuviera otros códigos morales completamente distintos a los nuestros, ¿estaríamos justificados en llamarlos malos? 

Hoy en día los humanos comúnmente justificamos la explotación de otros seres vivos apelando a nuestra superioridad. ¿Por qué un ser superior debería opinar otra cosa respecto a nosotros? 

Quizá por estas cuestiones, los creadores de los cómics y series más convencionales se ven obligados a hacer que sus héroes más poderosos también tengan una identidad humana.

Sucedía desde la mitología griega: los héroes tienen una parte humana que no tienen los Dioses; y los superhéroes tienen una doble identidad para asegurar, de algún modo, su comprensión de la debilidad humana evite que quieran tomar el control y subyugarnos. 

5. El malo como el rígido

5. El malo como el rígido ¿Qué es la maldad?

Hay malos que son indiferentes al dolor humano, no es que lo quieran causar, sino que parece no importarles.

El psicólogo Carol Gilligan observó que el tipo de deliberaciones morales que hacen las niñas son distintos generalmente al tipo de deliberaciones morales que hacen los niños. 

Los varones tienden a  seguir principios morales más rígidamente. Los niñas tienden a sopesar el contexto donde ocurren las acciones antes de juzgarlas como buenas o malas. 

En la ficción,  las decisiones de varios personajes son moralmente correctas porque se ciñen a ciertos principios.  Pero cuando un personaje siguen los mismos principios sin sensibilidad al contexto, las mismas decisiones pueden considerarse como reprobables  si se toman frías, concentrándose en el fin que persiguen sin considerar el medio. 

Por el contrario, muchos personajes resultan heroicos precisamente porque quebrantan la ley. Saben que lo que pasa a su alrededor puede ser más importante que los principios que cualquier régimen moral.

¿Tu con quién te identificas? ¿Crees que hay otros tipos de maldad? ¿Crees que todos tenemos un poco de todos estas clases de maldad?

Hemos llegado al final de nuestro artículo, esperamos que te haya sido de utilidad, recuerda que puedes dejarnos abajo tus comentarios. Si te interesa saber más, busca el texto de PETER S. FOSL.

Te recomendamos seguir leyendo:

Relojes casio: Los 7 mejores relojes para hombres 2020

Curso De Vinos: Impartido Por Don Ricardo Dominguez

Curso cata de vinos barato

Estimado estilócrata, te recordamos visitar el curso impartido por Don Ricardo Dominguez “introducción al mundo del vino”.

Estamos seguros de que te interesará, el curso incluye temas como:

-Tipos de copas que debes de usar
-Tipos de uvas
-Tipos de vinos
-Vinos de Jerez

Si eres fanático de esta deliciosa bebida este curso te va a encantar, es un curso completamente nuevo que hemos preparado para ti:

Curso Introducción Al Mundo De Los Vinos

Compartir

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn