Warning: Cannot modify header information - headers already sent by (output started at /home/estilocr/public_html/index.php(1) : eval()'d code:1) in /home/estilocr/public_html/wp-content/plugins/post-views-counter/includes/class-counter.php on line 913
Rodrigo Abdala: El convidado de piedra - Estilo
Dark
Light
0

Rodrigo Abdala: El convidado de piedra

17 enero, 2024

Miguel Maldonado

“El tenedor es la radiografía de la cuchara”.

Luis F. Collado

(Estas semanas se publicarán descripciones jocosas de los aspirantes a la presidencia municipal. Hoy tocó a: El convidado de piedra.)

Hay personajes que les ha tocado verlo todo sin participar en nada. Esta cualidad de estar presente a lo Forrest Gump, en los episodios cruciales de la historia, la tiene un personaje poblano cuya voz ignoro pero cuya omnipresencia admiro (¿habla?). Ahí está, ya lo ven, ahí, junto al mismísimo Juárez firmando las Leyes de Reforma, y un poco más allá junto a Santa Ana mirando cómo firma el Tratado Guadalupe Hidalgo, y un poco más acá al lado de Zaragoza mientras escribe en su parte de guerra que las “Armas nacionales se han cubierto de gloria”; y todavía un poco más para acá, viendo cómo se pelean la candidatura por la presidencia municipal una docena de querientes, no sin antes haber asomado la cabeza cuando se peleaban la gubernatura —se ha llegado a decir, con cierto dejo de milagrería poblana, que estaba en ambos sitios al mismo tiempo; mentira, Abdala no de desdobla—. Allí está, allí está, viendo pasar el tiempo (aquí el lector puede completar el estribillo cancionero por su cuenta).

Rodrigo Abdala, siendo apenas un infante imberbe, caminaba por la calle Reforma del Centro Histórico de la Ciudad de Puebla, al tiempo que el profesor Palou se tropezó con él mientras salía de la Secretaría de Gobernación con el documento enviado por la ONU nombrando a Puebla Patrimonio Cultural de la Humanidad; al dar la vuelta a la izquierda y girar en ele, el mismo Abdala se topó con un don Manuel Espinosa Yglesias en el instante que recibió la llamada para enterarse que el gobierno mexicano decidió nacionalizar la banca y arrebatarle Bancomer, allí estaba el chamaco Rodrigo cuando el padre Figueroa “chanclas de oro”, contaba hipnotizado los pesos para las mejoras de la iglesia de El cielo. Allí cuando los famosos niños del barrio de El Carmen se quedaron cieguitos por mirar el eclipse del 98 (a él no le pasó nada porque no miraba el Sol, miraba los niños) —algunos dicen que miraba a los cinco al mismo tiempo, a mí no me engañan, Abdala no se desdobla—.

Y hoy, oh Rodrigo Abdala, tú que apareces por todas partes, ten en cuenta que poco aprieta el que mucho mira, tú que todo lo deseas, ten piedad de los que se conforman con asistir a un evento por año, tú que tienes el don de la ubicuidad, danos la gracia de poder asistir a la cantina y a la boda y al table dance al mismo tiempo, tú Abdala, testigo entre los testigos, ten un poco de gobierno y habla. Habla Abdala, habla, y anda entre los ambiciosos.

Miguel Maldonado nació en Puebla, es Premio Nacional de Poesía Gutierre de Cetina 2006, y Premio Nacional de Poesía Xirau 2016; ha sido diplomático agregado cultural de México en Kenia y Secretario General de la UDLAP. Actualmente dirige la revista de cultura de la BUAP: Unidiversidad (meritoria del Premio Nacional aDiseño y del Premio Clap, en Barcelona).

Miguel Maldonado nació en Puebla, es Premio Nacional de Poesía Gutierre de Cetina 2006, y Premio Nacional de Poesía Xirau 2016; ha sido diplomático agregado cultural de México en Kenia y Secretario General de la UDLAP. Actualmente dirige la revista de cultura de la BUAP: Unidiversidad (meritoria del Premio Nacional aDiseño y del Premio Clap, en Barcelona).

Deja un comentario

BOTAS CATERPILLAR 2024
Previous Story

5 MEJORES MODELOS DE BOTAS CATERPILLAR 2024 

MEJORES tenis FORMALES nike!!
Next Story

5 MEJORES TENIS FORMALES NIKE PARA HOMBRE