NIETZSCHE Y EL ETERNO RETORNO: 3 CLAVES PARA ENTENDERLO

¿Una vida sólo puede tener significado si se vive infelizmente? ¿Sólo se puede ser feliz si se tiene una vida narcisista, vacía y superficial? ¡Hoy te hablaremos sobre el eterno retorno de Nietzsche!

Eterno retorno de Nietzsche
NIETZSCHE: ¿UNA VIDA SÓLO TIENE SIGNIFICADO SI SE VIVE INFELIZMENTE?

Nietzsche creía que muchos de nosotros carecemos en gran medida de vidas internas, que vivimos como sonámbulos, distraídos por la rutina diaria.

Escribió: 

“Somos desconocidos para nosotros mismos. Estamos sordos ante los sonidos que oímos alrededor de nosotros, incluidos los sonidos y ecos de nuestro ser”

Vivir la mayor parte de nuestra existencia como si nunca nos hubiéramos dado cuenta por qué actuamos de cierto modo tiene un costo, y Nietzsche lo ilustra con de una de sus ideas más complicadas e importantes, la del Eterno Retorno:  

¿Qué pensarías si supieras que todo lo que ha pasado, lo que sucede, y lo que sucederá ya ha pasado? ¿Cómo actuarías si supieras que lo que vives, cada excitación o dolor o pensamiento insignificante,  ya te ha pasado un número infinito de veces, y te pasará otro número infinito de veces exactamente del mismo modo? 

La idea es perturbadora:

“Déjenos pensar exte experimento en forma ás terrible: la existencia tal como es, sin significado ni objetivo, y sin embargo, inevitablemente repetida infinitamente: ‘el eterno retorno’

Suena bastante cruel, ¿cierto? Para Nietzsche no se trata simplemente un ejercicio mental deprimente, sino de un reto para comprender el significado de la existencia. 

EL EXPERIMENTO DEL ETERNO RETORNO

Eterno retorno

El eterno retorno es una prueba para conocer nuestra postura frente a la vida. ¿Qué actitud hacia nosotros y nuestras acciones necesitamos para aceptar revivir los mismos eventos, tanto los más maravillosos como los más terribles, una y otra vez? 

Si tomamos en serio el experimento, tendríamos que preguntarnos si estamos seguros de hacer cada cosa que hagaoms, pues cada momento lo repetiremos un número infinito de veces.

La idea es inquietante porque entonces cada elección en nuestra vida implicaría una carga enorme de responsabilidad. 

Para Nietzsche, el momento es la medida más fundamental del tiempo. Es la parte más primitiva de la vida y, según él, cada momento debería ser deseado con la misma intensidad que los otros, pues todos están relacionados entre sí incluso aunque no estemos inmediatamente conscientes de su conexión.

El experimento del eterno retorno nos motiva a buscar el significado que existe en cada momento, pensando en cómo cada uno puede producir resultados irrevocables. 

IMAGINA VIAJAR EN EL TIEMPO

IMAGINA VIAJAR EN EL TIEMPO

En la ficción, las historias de viajes en el tiempo son atractivas porque permiten imaginar cómo podrían haber sucedido las cosas si se hubieran tomado otras elecciones. 

Pero en algunas de estas ficciones el destino es ineludible, y los protagonistas se frustran cuando descubren que incluso si hubieran actuado de un modo distinto a como lo hicieron, una fuerza más grande que ellos los arrojaría al mismo lugar, al mismo destino. 

¿Qué sentirías si viajaras en el tiempo para evitar una catástrofe de tu vida, y luego regresaras al presente y te dieras cuenta que tu acción en el pasado es lo que causó lo que precisamente querías evitar?  

Lo que respondas se relaciona con cómo pienses el Eterno Retorno. Nietzsche pensaba que la clave para apreciar la vida y sus momentos no consiste en ser tener control sobre las circunstancias de tu destino, sino sobre tu capacidad de aceptarlas y desearlas.  Llamó a esta idea amor fati

No es que creyera que se deban aceptar pasivamente los eventos del pasado. Más bien planteaba que deberíamos adoptar cierta actitud frente a ellos: aceptarlos como si no hubiéramos querido que sucedieran de ningún otro modo, como si ninguna pieza del pasado estuviera fuera de lugar para armar una imagen artística de la vida.

Escribió:

“Redimir el pasado de la humanidad, y transformar cada ‘así fue’ hasta que la voluntad diga, ‘pero yo lo quería así’, así que así lo querré’

Para Nietzsche, el significado de la existencia es el sentido a sus momentos más pequeños. El ideal de vida es uno en que no sólo aceptemos, sino que deseamos cada uno de sus momentos. 

EL SIGNIFICADO DE LA EXISTENCIA SEGÚN NIETZSCHE

Eterno retorno según Nietzsche

Su fórmula para la grandeza humana era el amor al destino: un destino en que nada será diferente, ni hacia adelante, ni hacia atrás, ni en toda la eternidad. 

Si Nietzsche viajara en el tiempo no cambiaría su miserable suerte. No eludiría su colapso nervioso, el modo en que fue ignorado por las mujeres, ni su sífilis.

Más bien viviría del mismo modo, considerando el eterno, cultivando una mirada artística sobre cada una las partes más mundanas y extraordinarias de su vida.

¿Se puede ser feliz y tener una vida con significado? Si se la felicidad incluye desear los momentos más terribles de nuestra propia vida, quizá Nietzsche respondería que sí.

Sí es posible si somos capaces de reconciliarnos con el hecho de que todo lo que ha sucedido en nuestra vida sucederá de nuevo, y a pesar de eso, somos capaces de decir que queremos repetirla. 

¿Quiéres saber más sobre filosofía ?

VISITA NUESTRO CANAL DE YOUTUBE: WWW.YOUTUBE.COM/CLICHEFILOSOFIA

¿QUIERES SABER DE VINOS?

Te invitamos a tomar el curso de vinos impartido por Ricardo Dominguez, aprenderás sobre:

-tipos de uvas

-tipos de copas para cada vino

-maridajes

-tipos de vinos tintos, blancos, rosados y espumosos

Sólo da clic al siguiente enlace:

Introducción al mundo de los vinos CURSO ONLINE

Compartir

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn